Vista general de la refinanciación

La refinanciación de CHG-MERIDIAN no es una finalidad en sí, sino que sirve para financiar nuestra actividad principal. En este sentido, la innovación, el arraigo y la dispersión del riesgo gozan de la máxima prioridad

Las directrices del sistema de refinanciación de CHG-MERIDIAN resultan del negocio central que, por un lado, se basa en el asesoramiento y la asistencia a clientes en el ámbito de tecnología y servicios y, por otro, garantiza la cesión de equipos, tecnologías, servidores o software a precios fijos que se abonan periódicamente. Aunque la primera parte es menos importante desde un punto de visto más técnico de la financiación, en la segunda parte se deben refinanciar multitud de contratos de leasing dentro de plazo y en condiciones competitivas.

El desafío: si, p. ej., el volumen de nuevos negocios de un año asciende a mil millones de euros, esta cifra se debe refinanciar.

El grupo CHG-MERIDIAN cuenta en el presente con unos 70 bancos a escala internacional que actúan como socios de los instrumentos de financiación detallados a continuación. Para CHG-MERIDIAN AG, son más de 25 (situación: 2014). Esta amplia dispersión (las diez mayores financieras se reparten en torno a la mitad de todo el volumen de inversión) ha dado buenos resultados sobre todo tras la crisis financiera de 2008, y pone de manifiesto el atractivo de CHG-MERIDIAN como prestatario. La colaboración que, a menudo ya cuenta con décadas de trayectoria, se basa, p. ej., en una documentación exhaustiva y un tratamiento proactivo de los datos necesarios para valorar los riesgos.

La variedad de bancos con los que trabaja CHG-MERIDIAN, da fe de su requisito de independencia financiera. A petición del cliente, podemos colaborar con cualquier institución, ya sea también el banco habitual del cliente. Por lo demás, la máxima premisa es buscar la mejor oferta para el cliente.

El capital necesario para la financiación de la actividad principal procede, tanto en el caso del grupo CHG-MERIDIAN como de CHG-MERIDIAN AG, de tres orígenes cuyo porcentaje varía según la orientación estratégica o la situación del mercado:
Financiación sin recursos (forfaiting)
Préstamos (líneas de crédito bancario bilaterales, créditos sindicados y títulos de deuda)
Flujo de tesorería disponible (autofinanciación)

Debido a la gran dispersión en el ámbito de los bancos y la variedad de instrumentos de refinanciación, el modelo de refinanciación de CHG-MERIDIAN se erige sobre una base amplia. En especial la financiación integral, sin problemas también en época de crisis financiera, ha puesto de manifiesto que la colaboración entre el modelo empresarial orientado a la economía real y el sistema de refinanciación conservador aumenta la seguridad y los ingresos de todos los involucrados.

El funcionamiento de los instrumentos de financiación externa sobre la base de CHG-MERIDIAN AG.

  • El factoraje sin recursos, conocido como forfaiting, sigue siendo uno de los tipos principales de refinanciación de las sociedades de leasing. Así ocurre también para CHG-MERIDIAN. En torno al 65 por ciento del volumen se cubre con este tipo de refinanciación. Normalmente el banco desarrolla un proyecto para ello.

  • Los préstamos en los que el cobro pendiente frente al cliente sirve como garantía, pero que no se venden al banco financiador, se emplean en CHG-MERIDIAN de dos maneras: como líneas de crédito concedidas por los bancos y como créditos sindicados (desde 2010). CHG-MERIDIAN usa los clásicos títulos de deuda sin garantía desde 2013.

    Las líneas de crédito bancario bilaterales no se han explotado nunca por completo. Sirven de reserva para el volumen que depende del cliente y se emplean según la necesidad y las condiciones. CHG-MERIDIAN colocó con éxito los primeros títulos de deuda por valor de 50 millones de euros a través de Hypo Landesbank Vorarlberg en 2013. Debido a la elevada demanda de estos títulos que sólo pueden comprar inversores institucionales, CHG-MERIDIAN seguirá explotando esta forma de financiación en los próximos años.

    Desde 2010 también se emplean en este ámbito créditos sindicados. Diversos contratos de leasing disponen de paquetes de créditos de entre 30 y 90 millones de euros, coordinados por los bancos centrales públicos y cooperativos, y recaudados por cooperativas de crédito y cajas de ahorros. Estos créditos sindicados son una consecuencia directa del exceso de inversiones realizadas, durante la crisis financiera, en bancos públicos y cooperativos. Desde entonces, la excesiva liquidez busca nuevas posibilidades de inversión segura. CHG-MERIDIAN aglutina diferentes contratos de leasing firmados con empresas medianas y grandes, en un paquete que se refinancia a través de un crédito sindicado, coordinado por el banco central. Gracias a los vencimientos congruentes con los plazos que están adaptados a los contratos de leasing, y al hecho de que, tras cada crédito, hay equipos y máquinas de TI que, en caso de insolvencia, se pueden aprovechar, en estos créditos sindicados también participan instituciones cooperativas y públicas más pequeñas, sometidas a una política comedida de inversión de capital.